Tu primera vez en una tienda de cómics

Creado por Francis el 19/11/2020 12:18
  • 14 respuestas
  • 291 vistas
Francis 19/11/2020 12:18

Nota: He abierto el hilo en esta sección porque tiene relación con cómics en papel pero si los moderadores consideran que pega más en off-topic se mueve allí sin problema.

Holis ^^ (Les da un gran megaabrazo gatuno) Hace mucho tiempo desde la última vez que abrí un hilo en el foro, pero de pronto se me ha ocurrido que este sería un tema bonito e interesante del que hablar. ¿Qué os parece? Pongámonos nostálgicos y compartamos unos con otros nuestros recuerdos de esa primera mágica vez en que pisamos una tienda dedicada al mundo del cómic y su merchandising asociado. Bueno, vale, quien dice “primera vez” dice “primeras veces”, que puede que tengáis un mejor recuerdo o más nítido de la segunda o tercera antes que de la primera. Después de todo, cuando una se pone a ello los recuerdos fluyen sin parar.

De romper el hielo ya me encargo yo. Eso sí, os recuerdo cómo de parlanchina me pongo cuando me da, así que estáis avisados XD

Antes de nada una mención a los kioskos, que es a donde acudía en busca de cómics de Mortadelo, del pato Donald, mangas de Doraemon, Ranma ½… y cuando había suerte alguna joya como fascículos sueltos de “Historia del cómic” de Toutain antes de descubrir ese otro mundo. Me imagino que a vosotros os pasaría lo mismo.

Cuando empezó a publicarse la revista “¡Dibus!”, (y también antes, en otras), Recuerdo ver la sección dedicada a cómics que se acababan de publicar y lo mucho que me desconcertaba no encontrarme nunca con algunos de ellos. ¿Dónde rayos se conseguían? En algún momento, no recuerdo cómo, me hice consciente de que había tiendas dedicadas en exclusiva a vender cómics, pero no pensaba en ellas como un espacio físico que yo pudiese visitar, sino como… unas entidades etéreas y misteriosas que a saber dónde estaban. Cerca de mi desde luego que no, porque nunca me había topado con una.

Al menos eso pensaba hasta que tuve mi primer encuentro en la tercera fase por accidente, mientras daba un paseo con mi familia. Se trataba de la comic-sería, que no sé si sería la primera tienda de ese tipo por estos lares, pero en todo caso debió ser una de las primeras. Por suerte para todos ahí sigue, mostrándole el camino al resto. Recuerdo mi sorpresa al ver el escaparate lleno de cómics, figuras y todo tipo de cosas molonas. Me sentía igual que si hubiera visto un unicornio. Mayor fue mi sorpresa cuando me adentré en su interior. ¡Cómics hasta donde alcanzaba la vista! (y teniendo en cuenta que era pequeñita y tal eso es mucho). Me sentía verdaderamente abrumada. No sabía ni por dónde empezar a buscar, ni hacia dónde dirigir la vista. Era alucinante. Un paraíso. “Cuando muera enterradme aquí para que mi alma descanse en paz”. Vale, no dije eso, pero podría haberlo hecho.

No estuvimos tanto tiempo como me hubiera gustado o hubiese necesitado, (Si es por mi quizás nunca habría salido XDD), pero acabé llevándome un cómic de Mortadelo, “El profeta Jeremías”, que por algún motivo no era capaz de encontrar en ningún kiosko, “Jam!!”, de Sora Inoue, y el primer tomo de “Gunsmith cats”. A mi abuela le inquietó un poco lo de que Rally llevase un AK-47 en la portada pero cosas más bestias habían salido antes en las de los dos burricalvos, así que tampoco le dio mucha importancia XDDD

Quizás cabe añadir también que antes de todo esto, desde mi época de preescolar más o menos, ya estaba bien metida en el mundo de las películas de Manga Video: Proyecto A-KO, Mi vecino Totoro, etc. Por suerte para mi nunca llegaron a mis manos las que eran demasiado fuertes o de terror, como "Urotsukidoji" y esas. No busquéis en google, que es gore del bestia ¿vale?

Nuestras visitas eran esporádicas pero al menos me servían para hacerme con algún manga que no encontraba en otro sitio. La cosa cambió cuando un amigo de la familia abrió su propia tienda, “Krypton cómics”. Al tener más cercanía las visitas se hicieron más frecuentes. Recuerdo que lo que compré el día de la inauguración fue “los hijos de Pulgarcito”, un libro teórico en el que Mauro Entrialgo, Manel Fontdevila, Calpurnio y otros muchos autores le hacían un homenaje a los dibujantes de la escuela Bruguera al tiempo que estudiaban las conexiones entre los trabajos de aquellos y los suyos, un tomo de “Compiler”, de Kia Asamiya y si no recuerdo mal mi primer volumen de “Cómo dibujar manga”. Me acuerdo como si hubiera sido ayer de los clientes congregados jugando a Magic, las ilustraciones de clientes que dibujaban decorando las paredes junto a los pósters (alguna cosita mía también se vio por allí) y la misteriosa estantería de dvd’s vírgenes llenas de series descargadas de internet XD

Supongo que como intento de aumentar la clientela el local se trasladó después de un tiempo. El local era más grande, tenía una segunda planta para montar actividades y hasta colocaron una televisión que emitía anime constantemente, para dicha de los que considerábamos el lugar nuestro cuartel general XDD En cualquier caso recuerdo que en esa segunda inauguración me agencié los primeros tomos de “Dr Slump” y “.Hack”. Esto último me hizo especial ilusión porque había leído el primer capítulo en un librillo que traía una revista “¡Dibus!” como regalo y llevaba un tiempo buscando la serie sin éxito.

Por desgracia, al contrario que la otra esta ya no existe, puesto que cerró hace unos años. Qué días más tristes fueron para los clientes y visitantes habituales.

En fin, podría seguir contando anécdotas pero creo que el rollo que os he soltado es más que suficiente XDDDD Venga, ahora os toca a los demás ^^

Txuripuki 19/11/2020 21:36

Yo no recuerdo bien si era la primera o no, pero fue una tienda de juegos de rol, maquetas, cómics, etc. Recuerdo que pensaba "no tengo dinero para comprar todo". Si, era una sensación abrumadora, tanto por investigar... Creo recordar que compré un tomo de Sturmtruppen. Entrañable :D

Echa un vistazo a "Hasta el infinito y más p'acá", y me cuentas :)

No me pasa nada en las manos, ¡es que dibujo así!

Allmanzor 20/11/2020 09:09

Me encantó tu relato, Francis (sobre todo lo del AK-47 en la portada, ja ja).

Todo lo que voy a contar, le sonará a chino a la mayoría de la gente, pero quedaos con ésta frase: antes de la llegada del Manga, existía el cómic.

Pues se da el caso de que yo he visitado poco las tiendas de cómics. Siempre fui más de revistas de cómic de los kioscos. Hasta hace algunos cuantos años, en alguno aun tenían antiguas revistas CIMOC o ZONA 84. Para quienes no las conozcan, hablamos del auntentico santo grial del cómic en España. Marcaron una era que fue enterrada por la llegada de la tendencia oriental que empieza por M :)

Y el supermercado. En el supermercado descubrí algunos cómics en la sección de libros. Allí empecé a leer mientras mis padres hacían la compra. Allí descubrí y me perdí en los mundos de Valerian: agente espacio temporal, cuya película se estrenó hace no mucho con mala suerte, producto, a mi juicio, de un poco acertado enfoque del director Luc Besson.

Y poco más. Un amigo si era de ir a tiendas de cómic asiduamente, y leí más obras prestadas por él que conseguidas por mi mismo en ésos templos, je.

Editado por:  Allmanzor el 20/11/2020 09:10

Mi avatar no es un autoretrato.

Kluste 20/11/2020 13:27

Mi primera experiencia comprando cómics ocurrió en, como veo que es el caso de los aquí presentes, un quiosco o una papelería. Me acuerdo que mi madre iba a encargar a la dependienta el cómic de la serie que estaba coleccionando. ¡Y solo traían un ejemplar! Si resulta que venía alguien más buscándolo, te quedabas sin él. Qué duro era conseguir un cómic de tu gusto antes de internet, jaja.

Mi primera vez en una tienda de cómics lo recuerdo con más precisión. Yo pisaba la gran ciudad y, déjate de monumentos y fotos, ¡que había que buscar una tienda de cómis! Fue una experiencia espantosa, la verdad. En la vida me había sentido más fuera de lugar. Era como.... "¿qué has venido a hacer aquí, niñita? ¿buscas los cómics de la barbie? ¿un tebeo para tu novio? ¿no tienes ni idea de nada y necesitas ayuda?" Igual es solo mi imaginación, pero nunca me gustaron los modales de los dependientes de tiendas de cómic. Entonces entendí lo del estereotipo de los Simpson, jaja.

Ahora, síiii, me sigue dando vergüenza ir a comprar cómics cuando se supone que ya "pasé la edad" de leer "dibujitos", pero no es como antes. Hay muchas mujeres que compran. Incluso gente adulta. Conclusión: Prefiero adquirir material de cómis por internet x)

Editado por:  Kluste el 20/11/2020 16:14
Allmanzor 20/11/2020 13:51

Kluste (20/11/2020 13:27) dijo:

Igual es solo mi imaginación, pero nunca me gustaron los modales de los dependientes de tiendas de cómic.

Es parecido a otro rubro en el que me muevo: la música. Según leí hace tiempo, hace décadas algunos dependientes de tiendas de instrumentos trataban mal a las chicas que entrban a comprar una guitarra eléctrica. Cuando lo leí, me llenó de indignación.

Mi avatar no es un autoretrato.

G-SUS 20/11/2020 14:32

Los padres de mi colega tenían una papelería y todos mis cómics de mi época dorada salían de ahí.

La primera vez que estuve en una tienda de cómics fue en Alicante (Ateneo) cuando tenía unos 16 años y no fui por los cómics, fui por una chica (no una de la tienda, si no una de mi pueblo que quería ir una tarde y buscaba un pagafantas para que la acompañase en el tren y tal).

La última vez que estuve en esa tienda hace por lo menos dos años ya... Tocará volver pronto, digo yo.

Autor de El cuento más largo, Jake Grey y el Imperio Artalón e Y vivieron felices.

MrStomba 20/11/2020 15:42

Yo mis primeros comics los compraba en ferias de barrio, en unos puestos donde vendian revistas viejas. Y entre ellas encontrabas los tipicos comics españoles de ediciones zinco (Superman, Batman, La patrulla condenada(Doom Patrol), New titans etc...). Asi como en los kioscos encontrabas comics de Dragon Ball, Pokemon, y los comics de Marvel editados por Simbolo editorial(El Spiderman de McFarlane, y X-men de Jim Lee)

No fue hasta los 14 o 15 años, cuando conoci a otros jovenes interesados por el dibujo que descubri la exitencia de tiendas especializadas, la primera que visite fue Lecturas comics y recuerdo haber estado como una hora y comprar mas bien poco XD.

Mas tarde descubri tiendas que vendian especialmente comics de los 80s que eran los que mas buscaba (eran las colecciones que buscaba completar por aquellos años) y la verdad que en su dia me deje los buenos dineros alli.

Editado por:  MrStomba el 20/11/2020 15:43

Autor de Guardianes

Woltz 20/11/2020 15:44

Kluste (20/11/2020 13:27) dijo:

Mi primera vez en una tienda de cómics lo recuerdo con más precisión. [...] Igual es solo mi imaginación, pero nunca me gustaron los modales de los dependientes de tiendas de cómic.

[...]Ahora, síiii, me sigue dando vergüenza ir a comprar cómics cuando se supone que ya "pasé la edad" de leer "dibujitos", pero no es como antes.

Sí, yo también me acuerdo perfectamente. Fue en la tienda de Alicante. Pero yo ni me fijé en el dependiente, toda mi atención fue a las novedades. Recuerdo que no pude entretenerme a mirar casi nada porque iba con poco tiempo. No sabía muy bien qué comprar, y me pillé números atrasados que no logré conseguir en el quiosco de mi pueblo, algunos tomos de "Slayers" y los dos primeros números de "Kamikaze Kaito Jeanne". Me llamó mucho la atención, hasta entonces no me había comprado nada que no hubiese visto en la tele. Qué importante es una buena portada. En serio, deberían de traer cómics a las librerías convencionales, tal vez así más gente se engancharía.

Sobre los dependientes de tiendas de cómics... cómo te entiendo. En las de videojuegos pasa algo similar, te miran con cara de "¿y a esta qué se le ha perdido aquí? Vendrá a por el juego de las spice girls o del pony rosa" o, "viene a buscarle algo al novio y no tiene ni idea". Afortunadamente, hoy en día la gente está mentalizada de que las chicas también juegan. Pero los de las tiendas de cómics... algunas veces me he encontrado algunos que están jugando a las magic y parece que les molestas y todo :p. No es que haya que besar los zapatos al cliente; yo qué sé, pues igual que cuando vas a cualquier otra tienda, que te miran a la cara, te dan los buenos días, te piden que te hagas la tarjeta del establecimiento, etc. En las de cómics, algunos dependientes se las traen. Entiendo que puedan ser tímidos, pero hay que cuidar la atención al cliente.

En las de Madrid me ha pasado menos esto que comento. Aunque tampoco es una sensación tan agradable como debería, porque muchas veces te encuentras pululando por la tienda a todo el cast de Ángela y Mat. Hey, ahí hay material de inspiración para hacer un segundo capítulo.

Conclusión, yo también prefiero pedir por internet.

Editado por:  Woltz el 20/11/2020 16:02
Kluste 20/11/2020 15:57

Woltz (20/11/2020 15:44) dijo:

...No es que haya que besar los zapatos al cliente; yo qué sé, pues igual que cuando vas a cualquier otra tienda, que te miran a la cara, te dan los buenos días, te piden que te hagas la tarjeta del establecimiento, etc.

No quería extenderme, gracias por hacerlo tú. Con los modales de los dependientes, me refería justamente a esto.

Woltz 20/11/2020 16:13

Francis (19/11/2020 12:18) dijo:

[...] había tiendas dedicadas en exclusiva a vender cómics, pero no pensaba en ellas como un espacio físico que yo pudiese visitar, sino como… unas entidades etéreas y misteriosas que a saber dónde estaban.

😂😂😂😂😂😂😂